jueves, 22 de diciembre de 2011

Desde lejos



 


hay días de fiesta,
cumpleaños,
globos arrojados al cielo,
serpentinas, papel picado
nacimientos,
y muertes.
Hay días de fiesta,
abrazos y besos,
luces apagadas y los tres deseos
que nunca fueron nuestros.
Hay días de verte y un brillo fugaz
ilumina las próximas semanas.

Cerca o lejos
son medidas que no miden nada.
Soy para vos una extranjera exótica,
una mirada detrás de un velo,
una boca que dice: te miro de lejos.
.
El tiempo es un artificio más.

Yo te quise hablar de amor.
Yo te quise hablar, amor
Yo te quise amar con la mirada
-todo el tiempo-
desde la cumbre de mi deseo
-desde lejos-

jueves, 15 de diciembre de 2011

Volver a pasar






Toda herida es una grieta
...
hay un poema que 
asesina a
tus pájaros eternos,
y tu cuerpo vuela 
pesado como un sueño

...
otra vez
la noria de la vida
rueda entre nosotros.
El tiempo
es una herida
una puerta
ineludible
por la que debemos pasar.

martes, 13 de diciembre de 2011

El destino



Todos los faros
se han encendido a la misma hora
todas las olas se arrodillan
ante la luz
los vientos han cedido
su fuerza a la música,
y estoy aquí,
buscando en el fondo del mar
la esencia de la vida:
tengo la palabra perla en la mano
y la palabra nácar
y caracol marino
y el color azul profundo
y la palabra pez.

Todos los faros se encienden a la misma hora
un hombre viejo  hace del universo
la línea pura del horizonte.
No es un dios,
ni Altazor mirando pasar las edades
debajo de sus pies.
Es un hombre
sin heridas,
que dibuja la línea del horizonte
para que amanezca.

Ahí está el hombre,
ahí el tiempo,
el destino:
la luz que
se enciende todos los dias
a la misma hora.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Sesión No Velada: Edith (dos meses después)



Golpes en la puerta

-Hola Ana… no toqué el timbre hoy…

-Si… ¿qué pasó?

-Hoy me dio miedo… tengo las manos húmedas y el timbre es eléctrico…

-Bueno, adelante puede acostarse en el diván, yo la escucho… las manos húmedas…

-Sí… nervios son… no es que me doy cuenta que estoy nerviosa… estoy tranquila pero me miro sudar las manos y pienso que estoy nerviosa… 

-…

-¿No me quiere preguntar nada?

-¿Qué querría que le pregunte?

-Es obvio Ana… porqué creo que estoy nerviosa…

-Puede hablar de lo que quiera… también de su electricidad… de su humedad o de su excitación… 

-Eh? 

-…

-Usted se parece a Caty… ¿le hablé de Caty? es la hermana de mi papá… no la veo nunca porque es sarcástica… se cree que se las sabe todas… y se equivoca de cabo a rabo… llama por teléfono una vez por mes, como mucho… y se cree inteligente… mi papá era mucho más inteligente que ella. Mi papá estuvo a punto de recibirse de ingeniero, y ella era una secretaria que –no sé cómo- llegó a tener tanta plata. Ahora es empresaria de una cerealera… no le digo de cuál por si usted la conoce… no me gusta hacerle propaganda a nadie…

-Qué omnipotente que es… cree que hablar de lo que se le pasa por la cabeza es propagar sus fantasías? O eso la electriza, que se propaguen sus cosas?…

-Bueno, no sé si tanto… omnipotente no soy, para nada… soy discreta… odio a la gente que no es discreta, Caty no es discreta… ella hace alarde de todo… Cuando murió mi papá, yo era chica, pero me acuerdo que Caty habló para la gente que estábamos en el cementerio, no rezó, habló… mucho no me acuerdo que dijo, yo miraba la tierra y el agujero donde iban a poner el cajón de mi papá, pero ella hablaba… mi mamá dijo que se quiso comprar el entierro para ella… quería mostrar que ella tenía todo el poder.

-Cómo es eso?

-… que quiso ser la importante de ese momento…

-Era su hermano, lo estaría despidiendo…

-Puede ser, pero no fue discreta… porqué no se fue a su casa y lloró en su casa sin que nadie se entere…

-Le parece que eso es lo que había que hacer?

-Si, mi mamá era la viuda, y nosotros sus hijos y ni lloramos porque mi mamá dijo que mejor eso se hace en casa… creo que no lloramos nunca por la muerte de mi papá… mi mamá nos decía: Si Dios quiso llevárselo por algo será… y nos 
conformamos… en mi casa, nos conformamos con lo que Dios nos manda… Caty no… ella no es católica… es una atea de mierda…

-¿Usted es católica?

-No

-Ah… es atea entonces? 

-No.

-Es judía?... no puede ser porque se llama Vega… o sus padres se cambiaron el 
apellido…

-Tampoco… 

-Entonces no es nada?

-Si. Soy Ana, su psicoanalista.

-Ve que es sarcástica como Caty… se lo dije a mi mamá, y ella me dijo que tengo razón, usted se parece a Caty… que quiere tener todo el poder.

-Quizás la que se parece a Caty sea usted, “porque se las sabe todas” y Dios le habla, la manda, el poder está de su lado, yo sólo la escucho y la analizo, puedo otras cosas, al lado de Dios, puedo cosas mínimas.

-Ana… digame la verdad… usted es atea?

-Edith qué ganas que tiene de decirme atea de mierda eh!

-No, para nada, nunca le faltaría el respeto, soy bien educada, mi mamá se esmeró en eso en la vida, soy de una familia que…

- Vamos a dejar ahi… La espero la próxima. si Dios quiere.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Claudio y Martina (5ª entrevista de pareja)



Timbre

-Hola, buenas noches, pueden pasar.

Cl- Hola Ana, qué bien qué llegó este día estaba muy deseoso de venir.
Mar- Querrás decir “ansioso”

-….

Cl- Deseoso de venir, no ansioso, quería venir… por qué querés saber más que yo las cosas que me pasan, lo que pienso, que metés en todo… yo tenía muchas ganas de venir y punto.
Mar- Ana, usted no lo conoce y él a veces es optimista de más… estuvo ansioso toda la semana,  como si tuviese cosas en la cabeza que no me dice… le pregunto: “Qué te pasa… hablemos de lo que te pasa…” Y él me contesta: “ Las cosas que estoy pensando prefiero hablarlas en la sesión de pareja”

-Bueno, ya estamos aquí, llegó el momento, este es el espacio, los sigo escuchando…

Mar-Antes de que él diga nada, quiero dejar en claro que a mi me gusta venir, y me llevo siempre alguna cosa para seguir pensando, pero verlo a él así, tan misterioso no me gusta nada…
Cl-Deseoso… ni ansioso ni misterioso… lo que pasa es que si te digo en casa las cosas que pienso te ponés loca, y prefiero hablar aquí y que Ana escuche porque no quiero que me frenes cada vez que se me ocurre algo…
Mar- Vé que está misterioso??

-Por qué no lo deja hablar… así se termina eso misterioso?

Cl- Yo pienso mucho en separarme… -no me mires con esa cara, escuchame y después hablás vos- pienso mucho en separarme y me duele, pienso que es algo incordioso, tenemos mucho juntos, incluso el estudio contable y como ella dijo, el apellido…
Mar-Pero qué te molesta tanto de mi? si ahora estoy más comprensiva, no te peleo
Cl- No me peleas porque te aguantas… querés pelear pero te aguantás… y no sé qué me da más miedo de vos si cuando me gritás o cuando te aguantás el grito.
Mar-Sos injusto conmigo… si te grito porque te grito y si me aguanto porque  me aguanto… pareces la gata flora… a veces pareces puto… entendés? eso te quiero decir, a veces pareces puto…
-Y eso qué quiere decir? ¿Qué es eso de que le parece puto?

Mar-Discúlpeme, no supe decirlo de otra manera, pero me vuelve loca de su pasividad

-Martina usted está demasiado pendiente de él: ansioso, pasivo, misterioso, hasta ahora no dijo casi nada de usted… él dice que piensa mucho en separarse y usted le grita, lo quiere insultar, se aguanta pero está planeando cómo derrumbarlo… no le parece que todo eso también aporta a las ganas de él de separarse de usted, que parece tan a disgusto con él, o directamente quiere denigrarlo: “gata flora”

Mar-Puede ser… pero no me hace sentir bien lo que dice, porque parece que él es su paciente y lo defiende, y a mí me ataca.
Cl-La que vivís atacando sos vos, todos nos defendemos con vos… el otro día Iris, que es nuestra secretaria… -vé incluso tenemos 1 secretaria que compartimos- me dijo: La Dra. Está todo el tiempo mirando lo que hago mal y eso me hace equivocar, no trabajo tranquila… no sé si voy a seguir más tiempo…
Mar- Y por qué te dijo eso a vos?

-¿Y por qué no le pueden decir a él?...

Mar-Porque ella es una mosquita muerta, se lo quiere levantar… me parece que el marido de ella le pega, y hace tanta historia porque yo soy exigente? No… se lo dice a él porque se lo quiere levantar… no hay duda… ahora se pinta las uñas de azul… parece una cianótica… es una hija de puta… ves cómo sos vos… me venís a contarme esto aquí para hacerme quedar mal…

-Martina usted siempre cree que los otros la empujan a las cosas que le pasan… porqué no piensa que le pasan todas esas cosas y que utiliza a los demás para apoyar sus sentimientos, sus enojos, sus furias…

Cl- eso… siempre está un poco furiosa
Mar-¿Yo furiosa? bueno, si… estoy furiosa ahora … creo que no quiero venir más aquí… esto no nos sirve, no nos aporta nada positivo para nosotros. Esto no nos sirve para nada.
Cl-A mí sí me sirve… yo quiero empezar un análisis individual, no quiero venir más a sesiones de pareja. Ya entendí que prefiero comenzar a hablar de mí, y de lo que me pasa. En este punto me alegro que ella no quiera venir… separemos esto… después vemos que pasa con la pareja.
Mar-Me tendiste una trampa… me hiciste decir lo que vos querías que yo dijera.

-Quizás le tendió una trampa, quizás quiere otra cosa… lo que me parece que si usted dice lo que él quiere que diga, usted también debería pensar en un análisis individual…

Mar-No sé…
Cl-Yo sí sé… ¿me puede dar un horario?

-Algo saben y algo no saben. Dejamos estas frases en escabeche unos días y nos vemos una vez más?... el jueves 20 hs?

Mar-Yo el jueves no puedo, tengo pilates y nadie me saca de mi clase de pilates.

-Bueno, ahora usted también está deseosa de algo.

Cl-Yo sí puedo
Mar-Ok… cambio mi clase y vengo… (así es siempre entre nosotros, se lo digo para que lo anote)

-Estoy con cuaderno nuevo. Hasta el jueves.



Presentación de Los pacientes de Ana, en la Feria do Livro de Porto Alegre - Brasil-


lunes, 28 de noviembre de 2011

La Noche de las Librerías

El 26 de noviembre fue la Noche de las librerías. En Paradigma también hubo fiesta: vino, sugus, risas, cielos, estrellas y sobre todo los libros, los escritores y los autores.... Gracias por invitarme!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Sesión de Pareja: Claudio y Martina




Timbre.
-Hola buenas noches, adelante.

Cl- Hola gracias por recibirnos…
Mar- Buenas noches, necesitamos hablar.

-Los escucho, claro, qué los trae por aquí?
Cl-….
Mar-….

-¿Quién va a comenzar a hablar?
Cl- Prefiero empezar yo…. Hace tiempo que tenemos problemas, pero ahora ya rebalsó el vaso… yo me quiero separar, y entiendo que ella tiene razón cuando dice que es prematuro, que hay cosas que hablar o que podemos  mejorar si iniciamos un análisis, y es por eso que estamos aquí, y pongo mi ficha en esto… pero para mí es difícil pensar una salida coherente con lo que ella quiere, hay días que no la soporto más.
Mar- No exageres Claudio, yo sé que soy difícil, que soy celosa, que hago quilombo con cualquier cosa, pero puedo tratar de mejorar… hace días que no dejo de pensar en todo lo que hice… lo impulsiva que soy… pero no me quiero separar… voy a hacer lo necesario para cambiar…
Cl-Vos sabés que no exagero, pero estoy aquí y tenés que darte cuenta que algo quiere decir, es mi última apuesta… Yo fui jugador de Bingo… al principio de nuestra relación, Marti estaba furiosa conmigo y con razón, vivía colgado de un cartón y 15 números… eso fue al principio… ganaba a veces, perdía a veces, nunca gané mucho ni perdí mucho… el que se perdía era yo… cuando ella quedó embarazada sentí que era el ganador! Y dejé de ir al bingo, después perdió el embarazo y me deprimí… ella no tanto… no te hizo tan mal a vos no?
Mar- Yo no quería tener un hijo en ese momento, me parecía que iba a interrumpir la relación entre nosotros y además estaba en el último año de la facultad… soy contadora… no le dijimos nada de nosotros… entramos y nos pusimos a hablar directamente… bueno, Claudio también es contador… tenemos un estudio juntos desde hace 10 años…
Cl- Ese también es un problema para la pareja… nos pasa esto que pasó acá, nos sentimos mal con algo y ni reparamos en nada más… es lo único que importa… así no son las cosas en la vida… en el estudio es terrible, porque si nos peleamos ni queremos atender a los clientes… todo nos interrumpe, según ella a nuestros temas…

-Como les pasó con el embarazo, que sentían que los interrumpía….
Cl-Yo no pienso así… a mi no me interrumpía nada… yo quería tener un hijo… ella tiene celos hasta de ella misma… cómo va a pensar qué un hijo interrumpía????? Pero Martina es así… quiere tener todo bajo control… cuando le dije lo del Bingo, era para contarle que yo era el descontrolado, porque iba al bingo…
Mar-Yo soy contadora, los detalles no se me escapan, porque son problemas a futuro…

-Pero están hablando de la pareja, no de un balance mal presentado…
Cl-Eso… eso… yo siento que ella quiere ser la jefa de todo, o mi esposa en el Estudio, frente a los empleados… me hace escenas de celos con los clientes… no únicamente mujeres… si cierro la puerta para hablar con un cliente algún tema… ya piensa que estoy haciéndome amigo para salir con él… no sé de dónde saca esas cosas… los clientes son los clientes… a veces pienso en ponerme un estudio por mi cuenta, y quizás eso hace que no nos separemos… pero ya no estoy seguro de ninguna decisión mía… me siento muy enojado, y no sé pensar bien…
Mar-Pero eso es una barbaridad, tenemos un estudio que tiene nuestro apellido…

-¿Tienen un solo apellido entre los dos?
Mar-Estudio Rest… bueno, es el apellido de él, pero yo asumí su apellido al casarme, después me recibí y entré a trabajar con él en el estudio… yo soy Martina Rest para toda la gente…. Si nos separamos cómo se hace con el nombre ¿? Todo es demasiado complicado… tenemos que mejorar las cosas porque es una lástima que se caiga lo que construimos…
Cl-En parte estoy de acuerdo, pero me duele el alma, me siento mal casi todo el día… quizás me tengo que analizar yo y no en una sesión de pareja…
Mar-Ves cómo sos?? Esto me molesta de él… yo le doy la idea de hacer algo juntos, y él ya cree que tiene que hacerlo solo…

-Una cosa no invalida a la otra…
Mar-Está bien, pero qué tiene que decir que yo no pueda escuchar?

-Quizás quiere escucharse él, no le dirige todo a usted ni a favor ni en contra. Está diciendo que precisa hablar, que algo tiene que analizar de él, sin incluirla a usted…
Cl-A ella le molesta cualquier iniciativa mía… quizás me equivoqué en decir que quiero analizarme más allá de esta sesión de pareja, no debería haber dicho nada…

-Quizás puede independizarse antes de empezar a separarse… pero no de ella, de usted mismo.
Mar-No me gusta lo que hace él…

-Puede no gustarle… ni él tiene que hacer todo para gustarle a usted, sobre todo cuando siente que se pierde a sí mismo, ni usted perderse tanto por controlar el camino de Claudio… 
Mar-A mí me dá miedo todo esto… no entiendo bien cómo van las cosas…

-Puede venir el viernes usted?
Mar-Sin Claudio?

-Si…
Mar-Si es por el bien de la pareja si. ¿Y él también va a venir solo?

-Por ahora le estoy diciendo a usted… y a los dos los veo el próximo lunes en el mismo horario?
Cl-Por mí está bien, me quedo con ganas de seguir hablando.
Mar-Si… yo también, me parece que hablé poco… o fue poco tiempo.

-Tuvieron una idea en común, los dos se quedan un poco insatisfechos…

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El silencio




Hay silencios que parecen provincias,
pampas extendidas, casitas a lo lejos
humito, canciones de cuna que no se escuchan más.
Hay silencios largos, punteagudos,
pegajosos, que no se mastican bien,
silencios escarpados, ásperos, altos, altísimos
como un muro de adobe entre dos campos.
Pero este silencio tuyo, es una manifestación,
una huelga de hambre,
la peregrinación de un santo que llora lágrimas de sal.
Sólo una frase, un par de palabras
un montículo de letras
te salva niño pequeñito
de esta soledad.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Edith: Sesión No velada


Hola Ana, soy Edith nuevamente... ¿se acuerda de mi? estuve hace dos días... ya sé que hoy tengo horario, pero se me complica... en realidad, es que estoy tensa... se acuerda que le dije que tengo tensión sexual? bueno, hoy me pelee con mi mamá, y anoche con mi vecino porque llega con la novia y se queda en la puerta de calle, haciendo no sé que cosas, y yo no puedo dormir... no es que mire por la ventana, eso lo hago un minuto y vuelvo a la cama... pero ayer me puse a temblar y me levanté y lavé toda la vajilla otra vez con agua bien caliente... y después enjuague todo con alcohol... estoy tensa... no cree? y mañana puedo ir? hoy se me complica... espero su llamado... le dí mi teléfono?

Edith (Segunda Sesión)

Timbreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

-Hola… Edith… se quedó pegada al timbre…

-Perdóneme… es que su portero tiene mala cara y quería que me abriera rápido… me estaba preguntando a qué piso iba y si era la primera vez que venía…

-Puede pasar, tome asiento… cómo está?

-No bien… tampoco muy mal… un poco tensa…mi hermano cura vino a cenar el domingo… nunca viene los domingos… ya está dando misa… tiene 32 años… y los domingos hacen asado todos los curas a la noche… eso dice él…

-Y  usted qué dice?

-No le creo nada… a mi me parece que en esa iglesia pasan cosas. No digo que anden con mujeres… usted vió la película “El crimen del Padre Amaro”?

-No-

-Bueno… ahí la parroquia era un desastre, apoyaban a los drogadictos, andaban con mujeres, era una película de mucha tensión… ni me quiero acordar… se lo contaba porque en la Iglesia de mi hermano algo raro pasa… pero me parece que tienen negocios turbios… con la ropa que la gente lleva… o con un dinero que dejó una viejita que se murió y donó todo a la Iglesia… no se sabe qué hacen con la plata… y juegan al futbol… se hacen los santos pero se pegan patadas y no usan sotanas.. eso es lo último… no usan sotanas… el hábito hace al monje, a mi me enseñaron eso y yo lo creo. Es una verdad.

-Y porqué lo dice, qué tiene que ver esa frase con usted…

-Yo dije que voy a ser virgen hasta que me case y así va a ser, mal que le pese a mi mamá….

-Cómo es eso?

-Mi mamá me dice que nadie es virgen a mi edad, me grita a veces: Eso ya lo tendrías que haber hecho hace mucho!! y yo le grito: Vos te olvidás que yo le prometí a papá?? y ella me dice: tu papá bien muerto que está…  y así volvemos… A tu edad… a tu edad… repite ella…

-Cuántos años tiene Edith…

-Casi 31… pero tengo convicciones. Lo de la tensión me lo vengo a curar aquí.

-¿Usted cree que es tensa porque es virgen?... no será que está tensa y que quizás no tiene que ver con su virginidad … tal vez ese “ser virgen” es algo que se le asocia con otras cosas, tendría que poder hablar más de eso… usted dice que está tensa por algo que todavía no hizo y que según su mamá ya tendría que haber hecho…

-Yo no quiero hacer nada… no sé si quiero tener un novio… porque que a una la toqueteen no es algo agradable… yo prefiero mirar películas…

-Hacerse la película…

-Eso quiere decir otra cosa… bueno… puede ser… es mejor… yo qué le puedo dar a un hombre… y un hombre qué me puede dar a mi?

-No sé… digame usted..

-Mi hermano menor tiene impulsos y roba, ya se lo dije… yo lo acompaño a los grupos de cleptómanos anónimos… ahí todos tienen impulsos… yo no… por eso lo acompaño yo. En los grupos hablan cosas horribles, el otro día una chica contó que roba ropa interior… bah, no es que robe, es cleptómana… es rica, viven en el barrio parque… pero roba bombachas… y después se las guarda en los bolsillos, no se las pone, le dan asco… a mi también me da asco esa chica.

-Si… puede continuar… estaba diciendo que hay gente que le da asco… que los hombres la toquen, que las mujeres se guarden bombachas en los bolsillos… y que no las usen.

-No no no dije eso, no dije que no usa bombacha, debe usar, dije que no usa las que roba.

-Si, la escuché.

-Me puse tensa otra vez… me hará bien venir a psicoanalizarme…  tengo ganas de irme… estoy un poco tensa… si me dice de venir mañana vengo… o el lunes…

-Si, claro, puede venir el lunes al mismo horario que hoy…

-Mejor, porque hoy estoy muy tensa… cuando me diga que me acueste en el diván no sé si voy a poder…

-Todavía no hablamos del diván.

-Mejor me voy… vuelvo el lunes, estoy tensa.

-Bueno, la espero el lunes, si está tensa también puede venir, no hago distinciones de estado.

lunes, 31 de octubre de 2011

Sesión no velada: Edith


Buenos días, mi nombre es Edith, con t h al final, me dijeron que usted atiende personas como yo, que se lavan las manos hasta lastimarse, que caminan sin parar por la casa para gastar energía, o para bajar la tensión sexual... yo tengo tensión sexual... usted se dedica a eso? soy soltera, vivo con mi madre y mi hermano mayor, soy dependiente de ella... eso también se cura... ah... mi hermano menor es cura... yo soy modista, mi mamá quiere que diga que soy diseñadora... bueno... no quiero que se corte la comunicación... mi número es 157 723 8933... me llamo Edith con t h al final.... espero su llamado


Timbre

-Hola buenas tardes, Edith?

-Si… soy yo… usted es Ana o la secretaria de Ana?

-Soy Ana… puede pasar, adelante, tome asiento…

-Muchas gracias, estaba ansiosa por llegar… bah, siempre estoy un poco ansiosa…  usted también es ansiosa?....

-Soy Ana, cuénteme qué la trae por aquí…

-Mire como tengo las manos… todas coloradas, llega a percibir?? Es de lavarme las manos muchas veces… Bueno, mejor me presento… algo ya le dije en el mensaje del teléfono… vivo con mi mamá y mi hermano mayor… el menor es cura…

-Y el mayor?

-El mayor está en recuperación…  se queda mucho en casa… estuvo preso… roba… pero no es un ladrón, es cleptómano…  buen chico,  bueno, ya es un hombre… no es un ladrón, cuando vamos a un negocio, él siente un impulso, algo como una fuerza en la cabeza que lo lleva a agarrar algo y guardarlo en el bolsillo… es un trastorno mental, no es un ladrón, él fue muy bien educado por mi mamá… bueno, ya le dije, mi otro hermano es cura… nos educaron muy bien… mi hermano es de una congregación muy solidaria… usted sabe algo de congregaciones?

-No, pero puede contarme si quiere…

-Prefiero contarle otra cosa… sólo quería saber de usted y no me dice nada… yo soy modista, mi mamá también es modista, pero yo  me dedico a terminaciones… mi mamá hace los moldes, los diseños… yo no… no me gusta nada de eso… yo soy prolija con las terminaciones… usted se compra ropa hecha o se la hace a medida?

-…

-No sé bien de qué hablarle si usted no dice nada…

-Quién le dio mi teléfono?

-Ah, Tatiana… una amiga psicóloga… me dijo que usted puede ayudarme con el tema de la tensión sexual…

-La escucho…

-Tuve un novio, es el hijo de una amiga de mi mamá… Charly…  yo sigo enamorada de él, él tiene una novia nueva, que es hija de otra amiga de mi mamá… mi mamá dice que él va a volver porque yo soy mejor que Marina, la novia actual…. Bah, no es la novia verdaderamente… es una amiga rapidita… yo no… me aguanté y no tuvimos relaciones sexuales porque le prometí a mi papá, que me iba a casar virgen…

-Cuándo fue eso?

-Mi papá murió de un enfriamiento, algo en el pecho… tomó una cerveza muy fría y se murió… yo tenía 11 años, pero siempre me decía…  “Prometele a papá y a Diosito que te vas a casar virgen” y yo se lo prometí… pero ahora tengo justo esta enfermedad de la tensión sexual.

- ¿Y a qué llama usted tensión sexual?

-A los nervios que tengo… compré dos películas pornográficas… me las ví todas de punta a punta… qué feo lo que digo… pero es asi… y sabe lo que me pasó?... me la paso mirando a las mujeres y a los hombres imaginándome cómo serán en el acto del amor sexual… y me quedo tensa todo el tiempo, medio contracturada… y salgo a correr al circuito del club Independiente… Ana… hoy me tengo que ir, porque tengo que acompañar a mi hermano a la reunión semanal de cleptómanos… pero, puedo volver esta semana?

-Si… quiere venir el viernes a las 15?

-Si

-No se tendrá que ir antes por ningún curso?

-No… no … le prometo que vengo… vengo si… además quiero venir… a usted le parece que tengo cura?

-La espero y vamos viendo?

-Le pago la próxima¿?

-Puede ser.

-Bueno, si… mejor… si no llego tarde… gracias… vuelvo eh, usted va a estar no?

-Yo me quedo aquí

jueves, 20 de octubre de 2011

Morder


 

9 de septiembre es una fecha que no dice nada.
Las cuatro de la tarde, un bar cualquiera,
una camarera, un poco de sol, las llaves haciendo ruido
(Siempre hay un llavero diciendo: “hay que volver”)
un té o un café, ya no es lo importante,
lo importante es ponerle el pecho a esa sonrisa
que se escapó de un barrio de las afueras,
esa sonrisa con motor propio,
con 20 corceles tirando del alma
con una propulsión en la boca
queriendo decir algo.
Todo esto es una cuestión de ternura irremediable.

Pero hay una manzana mordida,
arriba de la mesa, de ese bar cualquiera, esa tarde, ese sol
esa sonrisa,
pero los dientes no son lo importante,
ni el bocado jugoso de esta pequeña fruta,
lo importante es querer,
es morder,
lo importante querer morder
y dejar un vacío, que no tiene nombre.

lunes, 17 de octubre de 2011


Atlántico


… y entonces cantábamos salmos de ninguna religión,
yo te cerraba los párpados para no perderme,
pero había un mar en tu mirada,
un Atlántico furioso y transparente
lleno de perlas que comía de tus manos.

Yo era un barco con velas blancas
que izabas lentamente al caer la tarde.
Yo era un marinero con el pecho abierto al océano,
escuchando en el oleaje tu propio corazón.

Eran espléndidos los peces que saltaban
de tu boca, yo nadaba con ellos
plata pura,
piedra preciosa,
palabras pobladas de astros.

… y había un mar en tu mirada,
un atlántico furioso y transparente
lleno de magias submarinas.

El misterio del amor crecía entre nosotros
como la Catedral de Gaudí,
y  éramos felices haciendo la vida,
cantando  salmos y versos
arrodillados  
uno junto al otro
como niños esperando
el momento de la comunión.