sábado, 25 de octubre de 2014

jueves, 12 de junio de 2014

poemita de otoño

Todos vamos a ser moscas mosquitos arañitas de galpón. Todos vamos a ser hilachas pelusas cretinas comidas por polillas. Todos vamos a ser cáscaras de mandarinas caidas del platito. Vos sos siempre una semillita por germinar.

jueves, 5 de junio de 2014

Es una historia muy breve. Era domingo, y no podía dudar de eso Era un día muerto a la luz Y los contornos de la pesadilla eran tajos hondos de alquitrán. Era domingo y no podía dudar de eso, Sólo la noche no salía del letargo. Era un día de esos que nadie vive bien Las mujeres sufrían los dolores necesarios Y los hombres tenían los ojos secos de la obra. Era un día de familia, todos estaban desde antes Alrededor de una mesa de domingo Tendida como un sepulcro en la mañana, Era domingo y no podía dudar de eso. Pero tanto silencio, tanto llorar por todo Tanto cantar por nadie. Es una historia muy muy breve, Y era domingo, y nadie lo dudaba. Cuando el alma se ausenta, el silencio y el desamor aportan brevedad a la vida, amplian la muerte aunque sea domingo aunque nadie dude de eso.

martes, 13 de mayo de 2014

martes, 6 de mayo de 2014

jueves, 1 de mayo de 2014

Firma de ejemplares en La Boutique del Libro de Unicenter

Los espero

El 10 de mayo a las 17 horas firmo ejemplares en la Boutique del Libro de Unicenter

viernes, 11 de abril de 2014

La segunda parte de "Los Pacientes de Ana"
Los más crudos, conmovedores y extraordinarios casos que el
psicoanálisis puede transferir a la literatura.
La vida sigue y el análisis también. Ana Vega, la aguda psicoanalista
que tres años atrás nos permitió asomarnos a la intimidad de su
consulta, vuelve con nuevos pacientes, con nuevas historias, con las
mismas obsesiones. Aquí hay gente que se ahoga en un vaso de agua y
otros a los que un tsunami les pasa por encima y no se dan cuenta, celos
extremos y secretos ocultos a pleno día, luz y oscuridad. Hay, como
promete el título de este nuevo volumen urdido magistralmente por
Marcela Villavella, deseos reprimidos, ese motor enorme e imparable.
Se trata de una invitación a presenciar escenas de psicoanálisis
explícito, pero de modo erótico y no pornográfico. Nada se desnuda del
todo. Cada verdad viene con su velo. El diván está a media luz. Pero la
estructura del relato hace que ni los protagonistas de la sesión sean
exhibicionistas, ni el lector se sienta un voyeur. Eso sí: el lector
descubre al final que estuvo presente desde el principio.
Eduardo Müller

Nuevo libro: Deseos Reprimidos -Los pacientes de Ana II-

http://anden9.xxx/deseos-reprimidos-los-pacientes-de-ana-ii/