domingo, 19 de septiembre de 2010

RE: Hoy no puedo ir


Querida Vanesa:



El sueño de la Biblioteca de Córdoba en la que pedías un libro de terror, no esté disociado de las cenizas sobre el pijamas, ni disociado del encuentro con Hernán, a quien sentiste "malo, de terror" por querer cobrarte el dinero que te prestó hace un tiempo.

Pagar una deuda no sólo te dá rabia.

Lo que no contás en la sesión es ¿porqué contrajiste esa deuda con Hernán que ahora te da rabia pagar?

¿ Y porqué te parece que es tan importante resaltar o creerte que eso forma parte de algo "bueno" tener un pijama o un yogurt "inmaculado"?

Será que los deseos que tenías por Hernán se clausuran por que él te pidió que pagues tu deuda con él? Creías que deberías ser perdonada?

Por otra parte, la mácula en el pijama, fue tu propia ceniza, tu propia rabia, tu propio deseo de no pagar.

Pero bueno, nos vemos la próxima sesión y la seguimos?

un abrazo, hasta el lunes

Ana

4 comentarios:

  1. Hola Inés, quedarse con ganas es algo muy favorecedor. La próxima habrá más, o menos. La próxima continuamos.

    ResponderEliminar
  2. Fui el poeta que alguien no deliró,
    el amante traicionado.
    Sin amor ya nada importa.

    Y me río, me río.
    Qué cosa terrible.
    Estoy enfermo.

    Algo avanza imperceptiblemente.
    ¿Por qué he permitido
    que se prolongue esta náusea?

    Vamos
    amor de agravios,
    de escupitajos en la aurora,
    triunfa sobre mí de una vez por todas.




    anuar iván.

    ResponderEliminar