sábado, 6 de febrero de 2010

Calendario





La misma lapicera
marcando los días que pasan
en el mismo calendario.
Hoy todo parece un tango,
un compás impar
en las piernas del tiempo.
El polaco Goyeneche
colgó la voz en el agujerito de un disco.
Y vos insistís en marcar con la misma lapicera
el mismo calendario.

Hablo también de mí,
-ya lo sabés-.

Un poco de piedad:
una cita futura,
es el espejismo inútil
que te pido.

Pasa el tiempo
ya no espero más,
los caballos siguen corriendo
en 4 patas,
y las hojas del calendario
querido,
se volaron
hace años.

13 comentarios:

  1. Qué lindos versos para contar el tiempo y los sentimientos.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sabés? uno pasa y pasa y lee, a veces por costumbre otras por cortesía. Pero esta vez es una de esas veces que llegué a un blog y me gustó realmente lo que vi.

    Tus versos no son corrientes, y a la vez tienen un soplo de todos los días. Lo expresas directa y sencillamente, sin que pierda profundidad. Personalmente, ese es mi estilo favorito.

    Te felicito, realmente.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  3. El tiempo en espera es un tango soso que no sale del básico.


    besos

    ResponderEliminar
  4. Como pesan los calendarios sobre los corazones que creen en el viento y la palabra, cuanto odio los números sobre las hojas, pasando pesadas, una a una, lentas, agónicas... Prefiero las nubes.

    Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  5. Me sorprendes con este modo maravilloso de referirte al tiempo.Te felicito. Un beso

    ResponderEliminar
  6. un tango cantado por el polaco, es el tiempo que se quedó callado y esperó...

    ResponderEliminar
  7. Tiene mucha nostañgia y mucha realidad

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    me gustó mucho este texto, la influencia del tango y sus pesares!

    "yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno"

    Salud Poeta!

    ResponderEliminar
  9. El tiempo pasa inexorablemente...Me gustó...BSS...

    ResponderEliminar
  10. Dentro de la desesperanza, siempre queda un rayito de luz en esa cita del futuro. Con esa ilusión vivimos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. o tempo, as cinzas numa ampulheta,
    a vida, a morte,
    parece que a única maneira de parar o tempo
    - o tempo não pára -
    é assim como com esses versos...
    é como se fosse hoje...
    ou foi o tempo que passou e não vimos...
    mas parece que é assim
    distraindo o tempo,
    conversando com ele,
    que podemos parar um pouco com ele
    a ler um poema,
    un abrazo,

    ResponderEliminar