miércoles, 27 de enero de 2010

Sesión No Velada: Fernando



Timbre
-Hola… llegué bien? me olvidé el reloj.
-Si, llegó. Adelante.
-Siempre que llego a la sesión me pregunto quién es el paciente que viene antes que yo…
-…
-Nunca hay nadie antes que yo?
-No es único, antes que usted alguien habrá, qué es lo que está queriendo saber... lo sigo escuchando…
-Esto no es de lo que quería hablar… eso es sólo algo que pienso cuando llego a la sesión, pero no me parece un tema para hablar.
-Lo escucho.
-Es que a veces usted mete la cuchara… le digo cualquier tontería y se agarra de eso como si hubiesen cosas importantes ahí… era un decir, nada más… una de esas cosas tontas que uno piensa durante el día.
-Si, hay muchas cosas tontas que se piensan durante el día, pero de todas esas cosas tontas, usted decidió hablar de una, y al decírmelo dejó de ser una tontería.
-Eso es lo que le digo, mete la cuchara. Ahora parece un tema lo que le pregunté al entrar… y yo quería hablar de otra cosa….

-Puede hablar de lo que quiera, yo lo escucho.
-Si ya sé que me escucha, pero el que a veces no sabe hablar soy yo… quería hablar de otra cosa… me llamó Gustavo anoche… hacía mucho tiempo que no me llamaba… bueno… después de contarnos trivialidades durante cinco minutos, me preguntó si yo no me había dado cuenta que él no me llamaba desde hacía un año… y le dije que no… que habíamos hablado hacía menos tiempo… y él insistía en que hacía un año.
-Y qué pasó hace un año?
-Yo no me acuerdo… él se empeñaba en decir que hacía un año que no nos vemos ni hablamos… y me daba fechas de nuestros últimos encuentros… bueno… para hacerla corta… me dijo que yo no sé conversar con nadie, que él me quiere mucho y por eso vuelve a llamar, pero que la última oportunidad me la dio hace un año y yo no la tomé.
-Y cuál fue es última oportunidad?
-No sé… cosa de él… tonterías… de pronto llama y me dice eso que le pasa a él… y yo qué tengo que ver??
-Se lo dijo a Ud. algo tendrá que ver con eso…
-No sé… de verdad… no sé… es que Gustavo es un tipo raro.
-Raro?
-Si, demasiado sensible para mi gusto
-Para su gusto?
-Bueno, Ud. me entiende. Medio afeminado… no sé… siempre quiere conversar de las cosas que vivimos, si vamos al cine quiere ir a tomar un café para hablar de la película, o me llama por teléfono para comentarme un libro que está leyendo… me quiere hacer pensar las cosas que digo como si fuese una mina…
-Como yo?
-jajajaja… si puede ser, usted debe ser brava, siempre está ahí tratando de hilar finito todo lo que digo…
-Como Gustavo…
-Yo vengo a analizarme y hoy se decidió a volverme loco… me tiende trampas.
-Fernando, el que se tiende trampas a sí mismo parece ser usted, siempre queriendo ver por donde escapar de las cosas: de una película, de un amigo, de una sesión de análisis.
-Yo?
-….
-A veces me siento acorralado. No sé porque sigo viniendo. ¿No debería estar contento, feliz de venir a analizarme?
-No sé… ¿porque debería estar algo para analizarse?
-Ana… no sé qué hora es porque no traje el reloj, pero me parece que el paciente que sigue ya tocó el timbre… quería decirle que es posible que no quiera seguir analizándome.
-Buen tema para la próxima sesión.
-Cuál tema?
-Su pregunta por el paciente que se acuesta antes que usted en ese diván…
-jajajajajaja es muy brava, muy brava…

9 comentarios:

  1. Tu espacio: un remanso de paz y belleza para mis visitas.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, ahora que ya se han acabado todos los excesos he puesto unas fotos muy bonitas en mi blog, son de fantasmas. A lo mejor te gustan y quieres coger alguna para poner aquí con estas cosas tan bonitas que escribes. A mí me hace mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  3. hola me encanto haber encontrado tu bello trabajo narrativo!
    te agradezco tu comentario en poetas,muchas gracias!
    lidia-la escriba
    http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Fernando vive para sortear tonterías, sin percatarse que las que ve en los demás, en su amigo, en los desconocidos de antes, le proveen de información compleja y posiblemente determinante para disipar sus miedos, especialmente el de hacer tonterías...Especulo, no me hagas caso, en verdad es una soberana tontería...
    ------------------------------------------------
    Marcela, la pasión serena con que escribís hace que uno quiera leerte sin parar, horas enteras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias León... muy amorosas tus palabras para mi escritura...

    ResponderEliminar
  6. Gracias Paco, ustedes son lectores con buena escucha....

    ResponderEliminar
  7. Lidia.... gracias... me gustó también tu poema

    ResponderEliminar
  8. muy bueno, muy bueno.... una mezcla entre recortes clinicos y buena narrativa... expresividad y elocuencia... me gusta me gusta... hace poco que encontre el blog... recien lo estoy investigando...

    saludos....

    ResponderEliminar
  9. Bienvenido Mariano, gracias por tu comentario,

    ResponderEliminar